En el mundo contemporáneo ser bilingüe ya no es una opción, sino una necesidad. Debido a la competitividad las personas cada vez requieren de más habilidades que les permitan estar más preparados que los otros. Hablar dos idiomas permite además tener una mayor flexibilidad cognitiva, para pensar, ...